Inicio Facebook Twitter RSS Contáctame

martes, 25 de noviembre de 2014

| | 0 comentarios | Read More

¿El refrigerador como terapia para la Hiperacusia y el Tinnitus?

 photo Refrigeradorcocinaed_zps337132fd.jpg

A mediados del 2010 logré mudarme a un lugar más tranquilo dentro de Lima, y a partir de allí experimenté una recuperación significativa en mi hiperacusia y tinnitus. Alquilé un ambiente dentro de la casa de una señora, quien me permitió utilizar su cocina y colocar mi refrigerador en otro ambiente separado, para no sentir molestias por el sonido que emitía. Sin embargo a finales del 2012 ante la imposibilidad de seguir contando con ese espacio para el refrigerador, tuve que buscar otro lugar donde mudarme.

La única alternativa en ese momento fue una especie de mini departamento, también dentro de una casa, donde el refrigerador tenía que estar obligadamente dentro de la cocina. Tuve que resignarme y aceptar las condiciones, sabiendo que tendría que utilizar tapones y orejeras cada vez que se encendiera el aparato mientras yo estuviera en la cocina, o de lo contrario tendría que retirarme a otro ambiente.

Una vez mudado a este nuevo lugar a mediados de enero del 2013, quise probar a exponerme al ruido del refrigerador, pero a los pocos minutos comenzaba a sentirme perturbado, además de notar que el tinnitus aumentaba su intensidad. Así estuve varios meses hasta que comencé a probar el no colocarme las orejeras cuando se encendía el refrigerador, sino unos minutos después, y si empezaba a sentir alguna molestia entonces me las colocaba. Seguí con el proceso durante varias semanas, aumentando paulatinamente el tiempo de exposición, hasta que llegó el momento en que pude mantenerme sin orejeras todo el tiempo que permanecía encendido el aparato (10 minutos). A partir de allí sentí un gran alivio y tranquilidad, porque ya no necesitaba estar pendiente de su sonido ni del tiempo que transcurría (de estar prendido o apagado), tal como lo había venido haciendo anteriormente.

Pero lo más sorprendente y beneficioso fue que el hecho de comenzar a estar expuesto a dicho sonido de manera continua, mis oídos comenzaron a fortalecerse, logrando así mejorar mi tolerancia hacía otros sonidos, como el del microondas, que también estaba dentro de la cocina. Con el microondas me sucedía lo mismo que con el refrigerador, es decir, que si me exponía algunos minutos a su sonido, me comenzaba a sentir muy perturbado, aumentaba el tinnitus, pero además comenzaba a experimentar cierto dolor, pues su sonido es más fuerte que el refrigerador.

Comencé entonces a realizar el mismo proceso de exposición paulatina, sin colocarme las orejeras durante los primeros minutos de encendido, y así poco a poco hasta mantenerme sin ellas durante todo el tiempo de encendido. Al final, ya no necesité tampoco utilizar orejeras mientras usaba este aparato. Lo único que usaba tanto para el microondas como para el refrigerador, eran tapones de espuma, pero unos cortados por la mitad y ya bastante vencidos, lo cual implicaba tener solo una protección mínima.

Ahora viendo en perspectiva, considero que lo que me ha ayudado a mejorar mi tolerancia a muchos sonidos que antes me incomodaban (entre ellos, el de la lavadora por ejemplo), ha sido esta exposición continua al sonido del refrigerador, tal y como ya me había sucedido antes con un frigobar (ver aquí la descripción de esta experiencia). Ha resultado ser nuevamente entonces, como una terapia, pues el sonido del refrigerador, como en la mayoría de los casos creo, es de frecuencias graves, de una intensidad moderada a baja, y emitido por intervalos de tiempo cortos.

Desde mi perspectiva, el utilizar el sonido del refrigerador puede ser una buena opción para realizar enriquecimiento sonoro, sin que su uso implique ningún riesgo para los oídos. En todo caso la recomendación sería no tenerlo en un ambiente muy cerrado ni tampoco muy vacío, para así evitar que el sonido tenga mucho rebote y se produzca un incremento de su intensidad debido a la resonancia.


.


lunes, 27 de octubre de 2014

| | 0 comentarios | Read More

Excelentes sonidos para una “terapia de enriquecimiento sonoro”

 photo ASoftMurmurb_zpsce4e3ede.jpg

Aquí les dejo el enlace al proyecto “A Soft Murmur” (Un Suave Murmullo) de Gabriel, un chico que editó, remezcló y rearregló varios sonidos ambientales que pueden ser útiles cuando se sufre de Hiperacusia y/o Tinnitus:

http://asoftmurmur.com/ 

Con excepción del “Thunder” y el “Singing Bowl”, todos los demás sonidos son bastantes suaves, siendo posible hacer cualquier mezcla de ellos utilizando los deslizadores (potenciómetros) individuales.

“Yo cree A Soft Murmur para mi mismo. Me gusta trabajar en espacios públicos como bibliotecas y cafeterías, pero ellos pueden ser ruidosos y perturbadores.

Escuchar a los sonidos ambientales me ayuda a focalizarme, y me gusta el ser capaz de mezclar diferentes sonidos conjuntamente, para que coincida con el medio ambiente en el que me encuentro.

Parece que a otras personas también que les gusta, así que me he mantenido trabajando en ello”

Gabriel Martin

.

miércoles, 15 de octubre de 2014

| | 3 comentarios | Read More

Un caso exitoso de recuperación del Tinnius con dieta, homeopatía y ejercicio físico

 photo homeopatia2ed_zps5bbcbacb.gif

En esta oportunidad les dejo el caso de Hans, un visitante de este blog que logró recuperarse del tinnitus severo que padecía, y quiso compartir su experiencia con todos Uds:

Hola a todos, 

Les pido que si los acúfenos les están imposibilitando llevar una vida normal y los están llevando a un estado constante de desesperación, se tomen el tiempo de leer mi historia ya que tal vez los pueda ayudar.

Hace un tiempo sufrí un trauma acústico que me generó no solo acúfenos sino una presión insufrible en los oídos. En esta primera instancia traté el problema a tiempo con cortisona, y los síntomas desaparecieron.

Posteriormente a esto, y en base a una operación y el uso excesivo de analgésicos no esteroides (Ibuprofeno, Ketaprofeno, etc.), los cuales pueden cortar la circulación de sangre al oído interno y agravar los síntomas tanto de acúfenos como de presión, mi vida volvió a dar un giró muy poco placentero. 

Los acúfenos se multiplicaron (un 8 de 10 si creáramos una escala) haciéndome imposible dormir, concentrarme, disfrutar de mi vida. Honestamente no supe como iba a seguir viviendo. 

Empecé con búsquedas de soluciones en la internet ante la falta de respuestas de la medicina tradicional, y descubrí insumos que pueden llegar a incentivar la circulación sanguínea de gran manera (Te verde, vitamina c, jengibre, nueces, jugo verde, pepino, salmón, hacer ejercicio, etc), así como insumos que deben ser obviados por completo ya que cortan dicha circulación en seco (café, alcohol, harina, carne, tabaco, sal, azúcar, arroz). El cambio de mi dieta tuvo un efecto casi inmediato.

Además me sugirieron alternativas medicinales que han dado excelentes resultados para los acúfenos, la homeopatía. Este tratamiento se basa en medicinas naturales que fomentan la circulación sanguínea a partes específicas del cuerpo incluyendo el oído interno, así como la generación de una armonía entre cuerpo y mente que ayudan a una retroalimentación positiva de ambas partes evitando la generación de círculos viciosos de estrés y malestar. 

Hoy (27/09/14), una semana después de haber comenzado con el tratamiento homeopático y alterado mi dieta, agregándole a esta un fuerte componente de ejercicio, siento que me volvió el alma al cuerpo. Los acúfenos han casi desaparecido (vuelven esporádicamente ya que el tratamiento durá seis meses y es algo normal cierta recurrencia en los estados iniciales), y cuando están presente lo están con una intensidad casi imperceptible y por muy poco tiempo. 

En esta semana me ha vuelto las ganas de vivir, y me puse como objetivo contar mi historia a todos quienes puedan estar sufriendo lo mismo que yo sufrí y que no le deseo a nadie. 

He hecho pura y exclusivamente ejercicio aeróbico y tapándome los oídos con tapones, ya que el ruido me dispará los acúfenos casi sistemáticamente. Hoy el ejercicio es mi gran aliado pero debes hacerlo 4 o 5 veces por semana sin falta. Fomenta la circulación al oído interno y por ende una reducción de los acufenos.  Es importante resguardarse del ruido (música de gimnasio, gritos, viento) y que esto empeora la situación. 

Con respecto a la homeopatía, fui a consultar a un especialista que ha curado esto varias veces antes, supuestamente y más allá de no estar comprobado, la medicina alternativa ha funcionado para remover acúfenos. Recomiendo ENFÁTICAMENTE que intenten por ese lado, ya que la medicina tradicional por lo general no da resultados para estas cosas, pero la medicina alternativa puede llegar a darlo.  

Estoy actualmente con tres productos que son muy potentes para potenciar la circulación y reducir la inflamación, además de generar una sensación integral de bienestar para reducir el stress y cortar el círculo vicioso de acufeno-stress. De todas formas esto demora meses en hacer efecto, pero ha habido muchos casos de éxito. Sin ir más lejos, el entorno contagia un aura mucho más positiva que la medicina tradicional, que prácticamente te dice que te pegues un tiro. 

De todas formas la homeopatía no sirve si no la complementan con una dieta estricta, al menos en los meses iniciales. Todo esto demorará un tiempo en mejorarse, pero hay que perseverar y disfrutar de cualquier tipo de alivio y mejoría parcial, ya que nos da esperanzas y fuerzas para seguir. 

La siguiente dieta me ha funcionado DE MARAVILLA. Todo mi análisis parte de la base que es la falta de circulación sanguínea que generá daño celular y relleno de aire que dispará el acufeno, así como una inflamación del conducto auditivo que también puede ser el catalizador. La siguiente dieta intenta apuntar a mitigar ambas causas:  

Consumir:

Té verde (3 por día)
Jugo de naranja exprimido (arranqué con dos por día y luego baje a uno)
Jugo verde (un apio, una manzana verde, medio pepino y tres hojas de espinaca, con un poco de agua) 1 por día
Mucho ajo crudo en las comidas
Mucho jengibre
Nueces

Todo esto FOMENTA LA CIRCULACIÓN SANGUINEA AL OIDO INTERNO y reduce la inflamación.


Deje de consumir todo lo que corta la circulación sanguínea:

Sal
Azúcar
Café
Alcohol
Harinas
Arroz Blanco
Frituras
Toda comida alta en sodio (por más que el contenido sea natural)
Comidas altas en grasas saturadas (carne, pollo, etc.)

Todo esto CORTA LA CIRCULACIÓN Y 
DEBE SER EVITADO. Hay que ser muy pero muy estricto, comer mucha fruta cuando uno tiene hambre, y en 4 o 5 días seguramente sientan un alivio. El acúfeno seguirá ahí, pero pueden llegar a sentir un alivio reconocible. 

Obviamente hay más comidas que pueden agregarse y quitarse, pero el lineamiento es que fomente y no corte la circulación.

Yo soy una persona nueva desde que arranque con esto, el acufeno lo siento casi nada, y cuando me viene, me dura muy poquito y con poca intensidad. Me dijeron que en un mes estaría notando las mejorías, pero las he notado en poco más de un par de semanas. 

Investiguen la homeopatía y cambien la dieta rápido…realmente ayuda tanto al acúfeno como al bienestar general. 

Les dejo mi dirección de correo, por favor no duden en contactarme si sienten que los puedo ayudar, hguiscardo@hotmail.com


Saludos y fuerza!



Hans-



.

martes, 2 de septiembre de 2014

| | 0 comentarios | Read More

La plasticidad neuronal, la hiperacusia y el tinnitus

 photo Plasticidadneuronal_zps3b279a1a.png

La plasticidad neuronal o cerebral es la cualidad o capacidad que tienen nuestro cerebro para modificarse a sí mismo, y adaptarse a nuevas situaciones. Sin embargo esta habilidad permanece dormida en nosotros hasta que haya algo que la active.

La plasticidad se activa cada vez que, por ejemplo, aprendemos alguna materia nueva, cuando tomamos contacto con nuevas culturas, cuando entablamos nuevas relaciones interpersonales, cuando alguna de nuestras funciones corporales se ve limitada, etc. Todas estas acciones hacen que nuestra red neuronal se modifique y establezca nuevas conexiones ante los estímulos experimentados.

Pero no es únicamente a través de estas experiencias positivas que la plasticidad cerebral se enciende. También lo hace producto de experiencias no deseadas o negativas, como es el caso del dolor, la privación de estímulos sensoriales, la sobreexposición al sonido (trauma acústico), malos hábitos, etc. Estas experiencias pueden producir una activación “dañina” de nuestra plasticidad, generando una modificación en la red neuronal que nos termine perjudicando. Aunque hay algunos especialistas que consideran que lo que sucede en realidad es que la plasticidad en estos casos no se llega a activar, lo cierto es que de alguna u otra manera se produce un cambio en la forma en que el cerebro procesa determinados estímulos.

En el caso específico del trauma acústico por ejemplo, se ha llegado a establecer una relación entre su ocurrencia y la activación de dicha plasticidad; y así mismo entre ésta y la aparición del tinnitus. Es decir que el tinnitus puede verse inducido por la activación de la plasticidad neuronal a causa de una sobrexposición al ruido.*

Sin embargo, es también a la capacidad plástica del cerebro a la que recurren diversas terapias de sonido que se administran para combatir tanto el tinnitus (buscando que el cerebro se acostumbre o habitúe a su presencia y sonido), como la hiperacusia (reeducando al cerebro a que tolere nuevamente los sonidos ambientales normales). En esta línea se encuentran las terapias de sonido más conocidas, como la TRT, la TSS, o la Neuronomics; y algunas menos convencionales como las terapias en base a música con muesca.



* Cabe aclarar que si bien el trauma acústico puede provocar la aparición del tinnitus, no es siempre debido a la activación de la plasticidad neuronal, pues eso dependerá de la región del sistema auditivo que haya sido afectado por el trauma.

martes, 13 de mayo de 2014

| | 0 comentarios | Read More

Un cambio a la vez …un buen consejo para tratar la Hiperacusia y el Tinnitus

 photo Multitarea3ed_zps8352fe88.jpg

Cuando mi hiperacusia y tinnitus se volvieron severos, comencé a tratarme con un neurólogo, quien al no tener experiencia atendiendo estos problemas auditivos, me indicó que realizara varias acciones además de tomar la medicación. Pero me dio una recomendación especial: que realizara los cambios UNO A LA VEZ, pues si lo que se necesitaba era saber cuál de todas las medidas iba a dar mejores resultados, sería imposible lograrlo si todo se hacia simultáneamente.

Esta indicación si bien parece lógica  y obvia, en la práctica no siempre la solemos considerar. Por ejemplo: cuando tenemos insomnio, podríamos tomar una pastilla, ponernos a leer un libro, tomar un mate, o comer manzanas. Si llegamos a dormirnos por hacer todas estas cosas a la vez, habremos logrado el objetivo; pero si lo que queríamos era saber además cuál de todas no hizo más bien, pues sería imposible.

En mi caso, cuando mis problemas auditivos se complicaron, tomé desesperadamente varias medidas preventivas para así evitar verme afectado de manera adicional por cualquier ruido. Esto me dio un resultado casi inmediato.

Luego de un tiempo, necesité más bien adoptar medidas para revertir la situación y comenzar a mejorar. Entonces tuve que empezar a exponerme a los ruidos ambientales nuevamente. Sin embargo aquí cometí muchos errores, pues quise hacer muchas cosas a la vez sin dar tiempo a ver cuál de ellas era más efectiva. Tales medidas fueron:

- Cambios en la exposición ruido ambiental (regulación del ingreso de ruido)
- Cambio de algún hábito (dieta, uso de utensilios, de aparatos y equipos, ejercicios físicos, salidas a la calle, etc.)
- Cambio o inicio de alguna medicación
- Cambios en el acondicionamiento sonoro de alguna habitación (material acústico).
- Inicio de alguna terapia (sonora o de cualquier otro tipo)
- Cambios en el uso de la protección auditiva

Al final, luego de percibir alguna mejoría en algunos momentos (y retroceso en otros), no pude determinar a ciencia cierta cuál de todas esas medidas estaba generando la diferencia.


Esto cambió cuando me visitó el neurólogo y me dio aquel consejo. Desde ese momento comencé a aplicar un cambio a la vez, y pude darme cuenta con más precisión qué acciones me estaban favoreciendo y cuáles no.

-----------

Si iniciamos o implementamos distintas medidas, métodos o terapias a la vez, no sabremos cuál de todas es la que nos está proporcionado mayor beneficio. Y peor aún, si en caso sufriéramos más bien un retroceso, no sabríamos tampoco cuál de las medidas nos hizo mal, y nos veríamos obligados quizá a suspender todas ellas innecesariamente.

Lo mejor es ir implementándolas poco a poco, con cierta diferencia de tiempo en su inicio (p.e. 1 semana o dos), de tal manera que podamos percibir claramente su efecto individual.

Y del mismo modo, una vez que ya estemos llevando a cabo varias medidas de manera simultanea, cualquier nuevo cambio en alguna de ellas será mejor que sea aislado y no coincidente con algún otro cambio aplicado a otra medida (p.e. subir el nivel del volumen  de la terapia de sonido, y a la vez aumentar la exposición a ciertos ruidos ambientales). 

La idea es que siempre podamos identificar el efecto producido por cualquier cambio que realicemos en las medidas que estemos aplicando, o cuando queramos recién iniciar un conjunto de ellas.

Es probable que el hacer un cambio a la vez no sea viable en todos los casos, sobre todo si se trata de medidas dirigidas a resolver aspectos diferentes de la hiperacusia/tinnitus (p.e. mejorar la tolerancia al ruido, y mejorar el sueño). Pero, si se tratara de combatir un mismo problema a través de varias estrategias, entonces el hacer un cambio a la vez podría ser lo más acertado.


* fuente de la imagen: 

lunes, 31 de marzo de 2014

| | 0 comentarios | Read More

Experiencia exitosa con la hiperacusia y el tinnitus: uso de fármacos

 photo tomar-pastillas-calcioed_zpscd41811f.jpg

Este es el caso de Cas, una argentina que se recuperó del tinnitus y logró manejar su hiperacusia, gracias al uso de medicación y a una actitud más positiva. Su experiencia la publicó en Marzo del 2014 en el grupo Acufenos Hiperacusia del Facebook, y es la que presento a continuación*:

Hola....amigos...Quiero compartir mi historia con ustedes...Padezco Acúfenos e hiperacusia desde el 2005; me acarreó gran sufrimiento físico y psicológico...Tal sea por la incomprensión de mi entorno familiar...Los médicos tardaron años en encontrar un tratamiento que funcionara con mi problema y a la vez no me ocasionara efectos secundarios...Hace 2 años estoy medicada con Escitalopram 10 mg... 1 todas las noches, y mejoré ese acúfeno que me atormentaba tanto...Todo esto lo acompañado de una alimentación sana...No fumo; no tomo café; ni gaseosas…No como en exceso...alcohol, o alimentos saturados en grasas...Ejercicio moderado...Una ayuda muy efectiva para sentirme mejor es una ración diaria de granola...Un preparado que me hago yo misma con avena, miel, pasas de uva, ciruelas, frutas secas y coco rallado...A este tipo de preparación se le puede poner otro tipo de fruta a gusto...Una vez preparado se puede consumir dentro de los 2 días...También es muy importante el uso de tapones en algún momento del día...sobretodo a la hora del descanso...En cuánto a mi optimismo para curar el acúfeno, debo decir que todavía veo que a la ciencia le falta mucho por investigar..y no me siento muy esperanzada. Todos los tratamientos son muy costosos. Pero creo que mejorando la calidad de vida, se combate con éxito muchos de los síntomas que tanto nos aqueja...Y la Hiperacusia…trato de relajarme, llevo una actitud más positiva frente a los sonidos que me perturban…no centrándome tanto en eso…Y de ser necesario…si estás en un día muy alterado…no concurras a lugares ruidosos. Con el tiempo, se va aceptando y entonces te parecen menos hostiles…Espero que mi testimonio les haya servido de algo. Les dejó saludos a todos y es grato saber hay muchas personas, como yo, tratando de no dejarse derrotar por este problema…Fuerza a todos!



* este testimonio es publicado aquí con autorización de la autora.

.

martes, 11 de marzo de 2014

| | 4 comentarios | Read More

Testimonio: Joyce y esposo (Nueva York – USA)

 photo Camaravideo2ed_zps7bd08451.jpg

En el siguiente enlace podrán conocer, a través de un video, el testimonio de Joyce Cohen y su esposo, ambos afectados por la hiperacusia, y viviendo en una ciudad tan ruidosa como Nueva York.

Aunque el video está en inglés, las imágenes por sí solas resultan muy elocuentes y muestran el impacto que puede llegar a tener en nosotros el padecer de este problema auditivo, y cómo el ruido ambiental excesivo nos puede afectar.

Aquí el enlace al video original producido por la ABC: 


Si en caso encuentran dificultades o demoras para cargar el video desde dicho enlace, pueden ver una copia del mismo publicado en Youtube, aquí abajo:




.

lunes, 3 de marzo de 2014

| | 2 comentarios | Read More

Un caso exitoso de recuperación del Tinnitus, con el ruido blanco

 photo ruido-blancopepitaed_zps8a987705.jpg

En esta oportunidad le dejo el testimonio de Pepita, una española que a inicios de Febrero (2014) compartiera su sorprendente experiencia de recuperación del tinnitus, en un grupo del Facebook:

Les cuento un poco cuál fue mi problema. En noviembre del 2012 me resbalé, caí de espaldas y me provoqué un traumatismo cráneo encefálico. A raíz del accidente perdí el olfato por completo, apareció el acúfeno que era terriblemente molesto porque el acúfeno que aparece por un traumatismo de cabeza o cuello, es más grave que otros: no podía concentrarme, relajarme, dormir, tenía problemas de recordar, no podía tener una conversación por más de cinco minutos y también tenía mareos y vértigos con lo cual debía ir acompañada hasta a el baño. Me aislé porque no podía relacionarme y caí en una depresión cuando el diagnóstico de dos otorrinos diferentes que me vieron, dijeron que todo lo que tenía era irreversible: el olfato, el acúfeno y los mareos y vértigos. Yo no soy muy joven, tampoco muy mayor, ahora tengo 53 años, cuando me dieron esos diagnósticos tan terribles sentí que hasta ese momento (52 años) había llegado mi vida activa, con lo que me gusta viajar!!!. Junto con darme de alta porque todo era irreversible, me recetaron tranquimazin pero fui fuerte y lo tomé poco porque no quise agregar una adicción a todo lo que tenía. Ya que con los médicos y medicinas no lograría nada empecé por averiguar y averiguar con autosanaciones para resolver mis problemas; los mareos y el acúfeno eran tan fuertes que la pérdida de olfato pasó a segundo plano. Me costaba estar sentada viendo internet y me costaba leer pero saqué fuerzas y estuve horas y horas leyendo cientos de testimonios los cuales los más positivos eran (en cuanto al acúfeno) que las personas trataban de distraerse con otras cosas para que el acúfeno pasara a segundo lugar.

Pasé horas y horas “investigando”, leyendo, por ahí de pasad y por casualidad leí que el ruido blanco era buen, relajaba, hacía bien y que podía curar el acúfeno. No tuve más información, busqué en youtube “Ruido Blanco”, me apareció una grabación de 10 horas (es un ruido como el de las televisiones analógicas cuando no estaban sintonizadas en un canal, cuando se veía esa “nieve”)*. Empecé con meditación y al mismo tiempo con el ruido blanco, y así de forma intuitiva me puse un auricular en el oído afectado, volumen bajito y lo escuché varias horas de día y de noche al principio y luego menos tiempo. En pocos meses el acúfeno se hizo más soportable y empezó a remitir hasta que finalmente desapareció.

Aquí en España nadie me informó del ruido blanco. La otorrino me dijo de haber escuchado que el ruido blanco mejoraba bastante el acúfeno y que incluso en algunas personas se le había desaparecido (como mi caso), pero bueno, ella no me dijo nada de eso antes sino solo cuando yo le conté lo que hice. Me habló de un centro médico que al revisarte te ponen unos auriculares con ruidos (está el ruido blanco) con decibeles adecuados a tu necesidad después de una revisión. Todo esto me lo dice después de contarle yo que por usar ruido blanco mi acúfeno había remitido. Igual este u otro centro médico privado lo hace de forma más controlada; a mi con este método personal (con desconocimiento) me funcionó de maravilla.

Los mareos y vértigos también han desaparecido (dos diagnósticos que dijeron eran irreversibles) el olfato aún no lo recupero pero siento un poco de gusto cosa que tampoco recuperaría (al perder el olfato se pierde el 80% del gusto) y me ha vuelto a gustar la comida; se que recuperaré el olfato, en eso hay un bloqueo interno que debo sanar. Sé también que en todo esto tiene que ver el gran positivismo que tengo y el no haber decaído, esto es importantísimo para una recuperación y bueno, para terminar, acabo de llegar de un viaje a Chile con mi esposo...de un continente a otro y se suponía que ni siquiera iba a poder ir al supermercado de la esquina de mi casa.

Ante todo mucho ánimo y convencimiento de que la curación existe. No decaer y positivismo adelante son fundamentales para la mejoría, eso sin ninguna duda.

   (enlace al video que vió Pepita)

Nota:

El presente testimonio ha sido publicado aquí, previa autorización de la autora.

.

lunes, 24 de febrero de 2014

| | 0 comentarios | Read More

El buen humor y la risa, requisitos para lidiar con la Hiperacusia y el Tinnitus.

 photo risa3ed_zps5da7feae.jpg

Diversas terapias alternativas y holísticas inciden mucho en que debemos mantener equilibrados o alineados todos nuestros puntos energéticos, para que así fluya adecuadamente la energía por nuestro cuerpo y podamos gozar de buena salud. Mantener este equilibrio requiere entre otras cosas, que nos veamos rodeados de energía positiva, y además que nosotros mismos seamos positivos. Y el positivismo tiene que ver estrechamente con el buen humor, y este a su vez con la risa.

Dentro de la medicina convencional (alopática), también existen muchas investigaciones que confirman los diversos beneficios que proporciona la risa, tanto a nivel físico como mental. Se sabe por ejemplo que la risa pone en funcionamientos diversos músculos de nuestro cuerpo, incrementa nuestra inmunidad contra las enfermedades, favorece la segregación de endorfinas (analgésicos naturales de nuestro organismo que ayudan a mitigar el dolor), permite la liberación de adrenalina (que aumenta la creatividad y la imaginación), dopamina (que promueve la agilidad mental, y la serotonina (conocida como la hormona de la felicidad, del humor, o del placer, pues nos transmite una sensación de bienestar).

Actualmente existen muchos centros de risoterapia en diversas partes del Mundo, e incluso en algunos hospitales se la ha incorporado como terapia obligatoria  para ayudar a los pacientes a sobrellevar y superar sus enfermedades.

Sin embargo, pretender mantener el buen humor cuando uno está muy mal de salud, es a veces muy difícil y puede resultar hasta insultante si es que alguien nos lo reclama o sugiere. A pesar de esto, es bueno ponerse a pensar que aquellos pequeños momentos en que nos reímos por algo que vemos o escuchamos, son minutos o segundos en los que nos habremos sentido un poquito mejor, y que si lográramos juntar durante el día varios de esos poquitos estados de sentirse mejor, ya habremos ganado bastante en nuestra calidad de vida.

Esto es lo que precisamente me cuenta Crisobi (de Argentina), una compañera del Facebook. Según sus propias palabras: desde siempre la risa y la música fueron quienes vinieron a rescatarme de cualquier circunstancia adversa. Son acompañantes de lujo …En mi caso el humor absurdo es lo que más me remite a situaciones absurdas…es difícil cambiar el tono en el que se habla o dejar de reírse a carcajadas o dejar de aplaudir y vitorear, no solo es difícil dejar de hacerlo, sino que es hermoso poder hacerlo, no?. Entonces el humor nos puede salvar.”. Ella considera que en la actualidad, gracias al humor (y a la música), el tinnitus le es menos molesto, y puede sobrellevar su hiperacusia, aunque es consciente que en su caso, la lucha es continua como todo en la vida.

Es el caso también de Pepita,  una española que a pesar de haber estado sufriendo de tinntius, se daba ánimos para presentarse como entrenadora y domadora de renos en Mongolia, viviendo ella realmente en España. Esto era solo un juego y una broma de su parte, tal como me lo comentara. Ella recientemente ha logrado superar sus acúfenos gracias al uso del ruido blanco, y en opinión de Crisobi, debido seguro también a su buen humor. En un próximo post estaré publicando su sorprendente caso de recuperación.

Finalmente podría citar las palabras de otra amiga, Natalia (de Chile), quien gracias a la meditación y el reiki logró superar su tinnitus e hiperacusia: “Y así fue como comencé a sentirme bien con la vida, comencé a sentirme muy feliz, me preocupaba menos y me reía más, y así fue cuando un día recordé esta enfermedad....me di cuenta que llevaba días sin escuchar pitos y cuando le presté atención para escucharlos, me tuve que ir a un lugar silencioso para escucharlo bien bajito.” Para conocer en más detalle su motivadora experiencia hacer click aquí.

El buen humor es pues muy necesario para todos, para el sano y para enfermo, pero sobre todo para éste último.

Sería peor que estando realmente bien, termináramos enfermándonos de verdad por sentirnos mal; a que estando realmente mal, termináramos curándonos de verdad por sentirnos bien.

Si aún caben dudas sobre el poder del humor y la risa, les dejo aquí el siguiente enlace: http://pendientedemigracion.ucm.es/info/circulo/no27/jauregui.pdf


Algunas estrategias:

- Ver diariamente al menos un programa humorístico, o comedia (serie / película). 
- Cantar alguna canción alegre todas las mañanas.
- Leer chistes o libros que narren historias graciosas (novelas / cuentos).
- Bailar o hacer ejercicio con música alegre.
- Reunirse frecuentemente con personas joviales y positivas.


Datos de interés:

- El Dr. Hunter Adams conocido como “Patch” Adams (el Dr. de la Risa), fue el creador de la risoterapia.


- El 04 de Octubre se celebra el Día Mundial de la Risa.

.

miércoles, 23 de octubre de 2013

| | 0 comentarios | Read More

Dos pequeños músculos asociados a la hiperacusia y el tinnitus

En nuestro oído medio existen dos pequeños músculos que cumplen una función muy importante, la de proteger al oído interno ante la presencia de sonidos demasiado fuertes que podrían ser dañinos.


Estos músculos son el Músculo Estapedial (Estapedio o del Estribo), y el Músculo Tensor del Tímpano, ambos ubicados en la cavidad timpánica del oído medio.



 photo Mu3010sculoEstapedioed_zps2cf26962.jpg


* El Músculo Estapedial, es activado (inervado) por el nervio facial y su contracción ocasiona la rigidez en los huesecillos del oído medio, reduciendo la transmisión de sonido hacia el oído interno y protegiéndolo ante los sonidos agudos e intensos. Este músculo tiene el record de ser el más pequeño de nuestro cuerpo.

Su función es pues atenuar las vibraciones demasiado pronunciadas que se producen en el estribo a consecuencia de los ruidos muy intensos, disminuyendo la sensibilidad auditiva. Protege además las estructuras anexas como la ventana oval.

Una lesión en el nervio facial puede devenir en parálisis de este músculo, ocasionando así hiperacusia.


* El Músculo Tensor del Tímpano es activado (inervado) por el nervio mandibular y su contracción hace que se tense la membrana timpánica, reduciendo así la transmisión de sonido. Este músculo al igual que el músculo estapedial se contrae de manera refleja ante los estímulos sonoros de gran intensidad.


En ese sentido, su contracción protege al oído interno de los ruidos intensos y súbitos que pueden provocarle daño. Las lesiones de este músculo están asociadas con problemas como dolor de oído, tinnitus, vértigo, pérdida auditiva, e hiperacusia. También existe el llamado Desorden del Músculo Tensor del Tímpano Tónico presente en muchas personas con hiperacusia y/o tinnitus, y que viene a ser la activación involuntaria de dicho músculo, producto de la existencia de algún grado de fonobia en el paciente, lo cual da lugar a una gran variedad de síntomas auditivos.

.

Recomendación General

Se recomienda al lector consultar con un médico especialista antes de iniciar o suspender cualquier acción a partir de la información encontrada en este blog, ya que esta, si bien busca ser siempre exacta y correcta, es proporcionada básicamente con fines informativos y referenciales. De igual forma, las sugerencias y recomendaciones presentadas aquí, y que son emitidas a partir de la experiencia personal del autor, deberán ser evaluadas a la luz de cada caso particular para determinar la conveniencia o no de su seguimiento.


Perfil


NOMBRE: JULIO

ACTIVIDAD: MUSICO / PRODUCTOR

LUGAR: LIMA-PERU


Artículos más leídos